miércoles, 27 de enero de 2010

EL MEJICANO

Esta noche, vísperas del "jueves de compadres" hemos presentado el cartel oficial del Carnaval 2010. Estética obra realizada por el artista Paco Ayala. Un colorido cartel que contiene un sol, un mejicano, un recortable o un huevo frito. Ahora me reafirmo: nada es lo que parece. Así es el Carnaval.

10 comentarios:

  1. A mi me gusta, tiene el color y el sabor perfectos para representar esas fiestas.
    Un abrazo. Ya ha ganado o sólo lo habéis presentado?

    ResponderEliminar
  2. Tenías razón, el llorar quizás no sea lo que más me guste... Pero me sirvió. Y mucho.
    Me ayudó a darme cuenta de un montón de cosas.

    Un abrazo
    por cierto, precioso el cartel =)

    ResponderEliminar
  3. Hola! ^^
    Acabo de ver tu comentario en mi blog, y respecto a tu pregunta... no lo dudes! No hay ni que preguntarlo :)

    Un saludo! x)

    PD: bonito cartel! No veas lo que me ha costado ver el huevo frito (y es el mas facil U.U)

    ResponderEliminar
  4. Me encanta lo mejicano, y si encima es en Archidona, nada mejor.

    Abrazos
    L;)

    ResponderEliminar
  5. Muy original, felicidades al creador..

    ResponderEliminar
  6. pues me parece supero original, me mola!

    ResponderEliminar
  7. Como cartel de carnaval está genial.
    Buena elección.

    ResponderEliminar
  8. Muy original, a mí también me ha costado ver el huevo frito x)

    Saludos.

    Sil.

    ResponderEliminar
  9. Amigos de lo humano;
    Tras un prolongado receso vuelvo a ustedes, con la esperanza del abrigo de unas cuantas letras, con la admiración sostenida en un renglón de historias de sangre y fuego: las que ustedes me brindan con sus escritos. No ha sido fácil actualizar mis blogs luego de la modorra desprendida de las fiestas de fin y principio de año; por tal razón comienzo de nuevo teniéndolos a ustedes como mi fortín y guía; el aliento para seguir imaginado -y acaso creando- lo hallaré en sus escritos. Así que hoy daré un paseo por su blogs, por sus historias, por sus metáforas, por sus ideas; luego volveré a los comentarios individuales; por ahora, un abrazo colectivo explicará mejor cuánto los he extrañado.

    Saludos hermanos de lo humano.

    ResponderEliminar