domingo, 30 de agosto de 2009

LA RANITA

Ahora tengo ganas de montarme en la ranita. Gritar. Desahogarme. Quemar. Sentir y volverme a montar. Así el tiempo pasaría y quemaría de nuevo. La ranita que es un canguro. Las cosas de la vida.

5 comentarios:

  1. Te vas a marear en la ranita loca con tanto subir y bajar.

    ResponderEliminar
  2. pero qué bien os lo pasasteis!!!! que pena haberme comido poco antes la tan deseada "papa"...

    ResponderEliminar
  3. Vete de feria otra vez y disfruta de la ranita de nuevo.

    ResponderEliminar